27 de junio de 2013

Alma con trasfondo

¿Cuál es el problema de callar todo siempre? Si me devuelvo a las metáforas es el humo en mis pulmones, placentero, dulce, amargo, dañino, oscuro, peligroso. Ya no escribo porque me duele que siempre sea de lo mismo, de dolor, de tristeza, de maldad, de sueños rotos, nostalgias, mierda. Yo podía escribir sobre el amor, de la amistad, del valor de la vida, de la verdad, la sinceridad, de la madera y los cisnes, yo podía plasmar mi inocencia... y ahora no sé que pasó. Daño personas mientras escribo, las hiero, las vuelvo añicos y sólo puedo pedir perdón, de forma mundana, cómo lo hacen ellos, pero estando consiente de que puedo hacerlo mejor, es ser mediocre, miserable, no llenarme, no sentirme conforme.

Ellos están vacíos, yo huía de ello, pero corrí poco, tarde o temprano iba a alcanzarme, pero esperaba que fuera muy tarde, muy, muy tarde, y me vacié yo, soy un alma llena de nada con trasfondo. No es un bloqueo, son ganas de dejar de escribir sobre lo mismo, es un cansancio de la miseria que me rodea, es nostalgia de lo buena que pude llenar a ser, pero ya me estaba abandonando, ya las ganas se iban y ahora es muy fácil que se vayan, ahora por todo quieren irse, las ganas van, yo vengo, pero siempre nos vemos en la mitad, siempre encontramos un lapsus en el cual tengo que ver su sombra derrumbando todo el lugar, haciendo añicos a los demás, no obstante, mi curiosidad mantenía a mis ojos hipnotizados en ese punto, donde lo veía todo, donde me moría de a poco.

Desde que di por enterados a los puntos del confín universal sobre mis ganas de dejar de ser alguien en la tierra, se han vuelto añicos de nuevo, obstruyeron las posibilidades de querer desaparecer por un rato y especulan que sólo quiero morir, aunque para qué engañar sus ágiles mentes, si eso es lo que quiero; posiblemente puedo hundirme en mentiras, ahogarme en recuerdos, dejar acribillarme por la persona que no puedo ser o incinerarme entre mis cohibiciones, es sencillo, sólo necesito valor.

1 comentario:

✚MAY✚ dijo...

Aquí no puedes callarte, puedes ser libre. Ya basta los temas tristes no están prohibidos ellos no te van a callar, por lo menos a mí me encantan. Y tú no eres "ellos", no seas "ellos" no te lo prohibas.
Saludos